martes, 23 de agosto de 2016

18/08/2016. Lago de Sanabria

No voy a contaros las bondades de la que quizá es la zona natural más conocida de la provincia de Zamora fuera de nuestros límites, entre el gran público. Sin duda este maravilloso lugar del noroeste zamorano atrae a miles de turistas en los meses veraniegos.
Personalmente hace años iba mucho más pero últimamente no lo visito tanto como me gustaría. En estas fechas puede que sea una de las zonas de baño interior más bonitas del país y esto tiene sus pros y sus contras. Entre las primeras, por supuesto, el enorme aporte económico que supone para la comarca sanabresa en particular y para la provincia de Zamora en general. Pero entre las contras está el enorme deterioro ambiental que, tanto el Lago como sus inmediatos alrededores, están sufriendo en las últimas décadas y eso que hay municipios que se nota que se esmeran por controlar este problema.
Como zamorano pater familias con dos vástagos (un primer invierno macho y un juvenil hembra) fuimos en familia hace unos días a disfrutar del lugar. Para un naturalista es un sitio ideal para compaginar el bien común familiar y su afición. Así, después de baños y pitanzas, tuve un rato para darme una vuelta por el entorno, un paseo tranquilo que me ayudara a digerir tortilla de patata, filetes empanados, ensaladilla rusa, gazpacho, embutidos varios y la fresca sandía, todo regado con Estrella de Galicia, como debe ser. Tuve varias observaciones de mucho interés para mí, que paso a relataros.
Sin duda, la estrella del día, fue un joven eslizón tridáctilo ibérico que se dejó hacer de todo, fotográficamente hablando. En alguna de mis salidas he visto eslizones y, si me habéis leído, sabréis que es una especie que tenía muchas ganas de fotografiar para mostraros aquí. Pues ya, aquí está, un eslizón tridáctilo ibérico zamorano, en el municipio de Galende, a orillas del Lago de Sanabria.

Y mariposas, muchas mariposas y muy interesantes. Entre todas las especie que pude disfrutar y fotografiar había, incluso, tres bimbos. El primero de ellos fue la que, seguramente, está en el top 10 de mis mariposas favoritas, Hipparchia fidia o festón blanco. Pude ver solo un ejemplar y si el eslizón se había portado, lo de esta ya fue escandaloso. Lástima que el fotógrafo no estuviera a la altura.

El segundo bimbo personal del día fue una prima de la anterior, Hipparchia hermione o banda acodada. Una mariposa enorme, impresionante en su vuelo entre los robles, mimética en el suelo sanabrés pero muy agradecida también. Resultó ser muy abundante en la pista por la que caminaba bajo un sol de justicia a las cuatro de la tarde.

Y la tercera anotación del día fue una especie mucho más discreta, Hyponephele lycaon o lobito. De esta solo vi un par de ejemplares y, aunque al principio se mostraron recelosos, uno de ellos acabó posando divinamente.

Hasta tuve tiempo de recrearme con una de las mariposas nocturnas más bellas que tenemos por aquí, Euplagia quadripunctaria.

En cuanto a las aves, el elenco de la zona está compuesto por las especies típicas del bosque de robles. Sin duda, una de esas especies estrella es el trepador común -me gustaba mucho más lo de trepador azul-.

Y tres especies de libélulas entre las que destacaba por su abundancia Sympetrum sanguineum, cuyos machos hacen honor a su nombre con ese potente color rojo.

Junto al Lago, entre los bañistas, destacaban las abundantes Onychogomphus forcipatus.
Un macho.

Y una hembra sobre una toalla.

Y en el árbol que me daba sombra mientras permanecía en decúbito supino, un grupo de Vespa crabro o avispón europeo se afanaban en la construcción de su precioso nido de papel.
Es todo un placer poder compaginar familia y naturaleza.

viernes, 19 de agosto de 2016

Pequeños seres nocturnos II

Una pequeña entrada para mostraros los resultados de otra breve prospección nocturna en busca de mariposas en el mismo punto que llevo visitando varias noches este verano. Está siendo un mes bastante fructífero de mariposas de la noche en la comarca de Toro.
Así hace dos días pude hacer la siguiente lista:
Tephrina murinaria, Grammodes stolida, Phragmatobia fuliginosa, Lythria purpuraria, Phaiogramma etruscaria, Thaumetopoea pytiocampa, Stegania trimaculata, Rhodometra sacraria, Pyrausta despicata, Cydia pomonella, Udea ferruginalis y Leucoma salicis.
Con esta última empiezo la colección de fotografías, con el afán de representar en este blog todos los taxones posibles de la fauna zamorana.
Este heterócero es Leucoma salicis y hace dos noches, 16 de agosto, era la especie más abundante.

Otra de las nuevas para mi, Rhodometra sacraria.

Una de las bonitas mariposas nocturnas verdes, también la primera vez que la veo, Phaiogramma etruscaria.

Esta creo que ya había salido en este blog, Pyrausta despicata.

Otra que debuta aquí, Stegania trimaculata, haciendo honor al nombre con esas tres máculas en el borde de ataque de las alas anteriores.

Cydia pomonella o polilla del manzano. Este es uno de los gusanitos que os habréis encontrado alguna vez en las manzanas.

Otra que era común hace dos noches, Udea ferruginalis.

Este noctúido ya ha sido protagonista en varias ocasiones. Común y, sin duda, una de las bonitas por aquí, Grammodes stolida.

Y otra que en estas semanas es muy abundante, la he encontrado presente en buen número casi debajo de cada farola, Tephrina murinaria.

Además de mariposas uno siempre se encuentra con otros seres.
Como el otro día, vi varias Mantis religiosa o santateresas.

Y volví a toparme con un coleóptero cerambícido, en esta ocasión, Phoracantha semipunctata, vulgarmente conocido como escarabajo taladro del eucalipto. Bien pues, tiene una historia detrás que paso a resumiros.
Obviamente mi ignorancia entomológica es supina lo que me obliga a pedir ayuda cuando soy incapaz de dar con la especie que tengo delante, alentado por esa curiosidad insaciable que tenemos los naturalistas de identificar y clasificar lo que aparece ante nuestros ojos. Esto me llevó a colgar la foto en un buen grupo de Facebook que se llama "Fotografía insectos y artrópodos de la península ibérica (España Portugal)" para ver si alguien me ayudaba con él. Alguno de los expertos apuntó la especie y, claro, me preguntó si había eucaliptos cerca.
Por suerte, y que siga así muchos años, en Zamora esta especie de árbol tiene una presencia, digamos, anecdótica. Apenas hay un puñado de ejemplares en toda la provincia, bastante bien conocidos y que no llega a la decena de ejemplares en grupos. Suelen ser, de hecho, árboles plantados en solitario y con objetivos meramente ornamentales, en alguna finca privada o algún jardín. Los eucaliptos más cercanos al lugar donde vi a P. semipunctata están, exactamente, a 9,82 km. de distancia en línea recta, y se compone de una hilera de árboles de no mucho porte -para lo que es normal en esta especie-. Desconozco si es una distancia habitual para que pueda proceder de ese lugar. Si alguno podéis arrojar luz sobre el asunto, os estaría muy agradecido. Aquí tenéis al cerambícido en cuestión.

Eran las 04:00 a.m. cuando esta lagartija colilarga permanecía inmóvil en un muro de hormigón. Mi teoría es que se le hizo de noche y que la bajada de temperaturas la dejó allí clavada. Espero que, con la llegada del amanecer y la salida de los calurosos rayos de sol, pudiera volver a la actividad. Nunca había visto una lagartija a esas horas de la noche.

Y aves, también. Este chotacabras europeo cazaba insectos voladores sobre la carretera, cerca de Valdefinjas. Por suerte este lugar es poco menos que un camino asfaltado con muy poquita, o nula, circulación, lo que hará que gane enteros en la lucha por la supervivencia. Son incontables los chotacabras que mueren estampanados contra los coches en estas fechas en nuestro país.

La luna estaba casi llena y murió envuelta en sangre, pronto, mucho antes de que saliera el sol, sobre los montes de Toro.

Agradecer a los miembros del grupo de Facebook "Mariposas nocturnas" la ayuda con las dudas sobre heteróceros. Son gente que sabe mucho y, por suerte, también disfrutan ayudando a los demás.

lunes, 15 de agosto de 2016

Citas más interesantes en Zamora. Julio 2016.

RESUMEN
Julio es un mes de transición por excelencia. La reproducción prácticamente llega a su fin y los primeros migrantes van dejándose ver. Los próximos tres meses serán cruciales para millones de aves que cruzan nuestro país y, por lo tanto, nuestra provincia, camino de sus cuarteles de invierno del sur. Es momento de ponerse serios...
El séptimo mes del año nos ha traído una de las observaciones del 2016, sin duda. Y es que a finales de mes un compañero danés, que pasa parte de los veranos en nuestra tierra, pudo ver un juvenil halcón sacre Falco cherrug en Villarrín, dentro de la R.N. Lagunas de Villafáfila. No es la primera cita para Zamora. De hecho, el sacre más famoso de nuestro país Pyros, también pasó por nuestra tierra. Esta hembra de halcón sacre a la que se le colocó un transmisor satélite en Hungría y que durante los meses de agosto y septiembre de 2009 atravesó la península, permaneció varias semanas por la Tierra de Campos de Castilla y León, incluido Zamora y la R.N. Lagunas de Villafáfila. Aquella observación está homologada como la segunda para España pero hay bastantes más. Mismamente en Zamora, y en la zona de Villafáfila también, se conocen varias citas. Con esta especie siempre cabe la duda de si los ejemplares que se ven son salvajes o procedentes de cautividad (de la actividad cetrera). Creo que, en este caso de este año, hay bastantes posibilidades de que se trate de un ave de origen silvestre ya que tanto la experiencia del observador, el tipo de observación -breve pero en bastantes buenas condiciones- como las fechas y el lugar, puedan hacer pensar en un ave procedente de sus territorios de cría orientales.
Este mes de julio también nos ha deparado una nueva observación de gaviota cana Larus canus, que supone la cita número 19 y el ejemplar número 22 para Zamora. Es, además, la primera vez que se ve en verano.
Interesantes también las observaciones de garcillas cangrejeras Ardeola ralloides en el embalse de Ricobayo. Así mismo las de nuestras ardeidas más escasas en el mismo lugar, martinete común Nycticorax nycticorax y garza imperial Ardea purpurea.
Puntualmente, como todos estos últimos años, las cigüeñas negras Ciconia nigra arriban al embalse de Ricobayo que, por esto y otras muchas cosas, se convierte en nuestro humedal por excelencia a partir de estos meses.
Para el resto de observaciones podéis consultar el listado de criterios que tenéis pinchando en la columna de la derecha de este blog.

ÍNDICE DE ESPECIES Y OBSERVACIONES
Zampullín cuellinegro (1.4): 24 ejs. en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 23 (Svend K. Petersen).
Martinete común (2.5):  3 ejs. en Moreruela de Tábara, el día 03 (Pedro Yubero); 8 ejs. en Granja de Moreruela y 1 ej. en Bretocino, el día 07 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore), varios ejs. sin contar, en Granja de Moreruela, el día 18 (Alfonso Rodrigo); 1 ej. adulto en la Casa del Parque, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 16 (J.M. San Román); 1 juv. en Villaveza del Agua, el día 19 (J.M. San Román); 1 ej. juvenil en la laguna de Las Salinas, Villarrín de Campos, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 28 (Svend K. Petersen).
Villaveza del Agua. Foto: J.M. San Román

Garcilla cangrejera (1.2): 2 ejs. adultos en el embalse de Ricobayo, Moreruela de Tábara, el día 03 (J.Alfredo Hernández, Maribel Martín y Víctor Salvador) y 1 ej. aguas arriba que podría ser uno de los anteriores ese mismo día (Pedro Yubero), el día 07 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore), el día 18 (Alfonso Rodrigo y J.M. San Román), 2 ejs. el día 19 (Manuel Segura), 1 ej., el día 25 (Svend K. Petersen), 2 ejs., el día 30 (Pedro Yubero) y un mínimo de 3 ejs., el día 31 (J.Alfredo Hernández y Maribel Martín).
Foto: Alfonso Rodrigo

Garceta grande (1.5): 8 ejs. en Santa Eulalia de Tábara, el día 03 (J.Alfredo Hernández, Maribel Martín y Víctor Salvador) y 1 ej., el día 07 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore) y el día 19 (J.M. San Román); 2 ejs. en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 16 (Svend K. Petersen) y el día 31 (Manuel Rodríguez).
Garza imperial (2.5):  3 ejs. en Santa Eulalia de Tábara, el día 03 (Pedro Yubero); 1 ej. en la laguna de la Rosa, Revellinos, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 11 (Jara de la Calzada y Javier González) y en la Salina Grande, Villafáfila, el día 16 (Svend Petersen).
Cigüeña negra (2.2): 1 ej. en la cola del embalse de Cernadilla, Puebla de Sanabria, el día 11 (Manuel Segura) y el día 28 (Hipólito Hernández); 1 ej. en la laguna de Las Salinas, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 15 (Manuel H. Jaspe); 1 ej. en el embalse de Ricobayo a la altura de Montamarta, el día 18 (Alfonso Rodrigo), 6 ejs., el día 28 (J.Alfredo Hernández, Maribel Martín y Charo Hernández), 5 ejs., el día 29 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore); 1 ej. adulto entre Otero de Bodas y Val de Santa María, Sierra de la Culebra, el día 26 (Javier Talegón); 1 ej. cerca de Mahíde, Sierra de la Culebra, el día 26 (Sonia González)
Puebla de Sanabria. Foto: Manuel Segura
Montamarta. Foto: Alfonso Rodrigo
Puebla de Sanabria. Foto: Hipólito Hernández

Espátula común (2.1):  9 ejs. en el embalse de Ricobayo, el día 03 (J.Alfredo Hernández, Maribel Martín y Víctor Salvador), 10 ejs. el día 07 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore), 5 ejs., el día 18 (Alfonso Rodrigo).
Buitre negro (1.5): 1 ej. en Puebla de Sanabria, el día 04 (Manuel Segura); 5 ejs. en Almeida de Sayago, el día 11 (Manuel Rodríguez); 1 ej. en Moreruela de Tábara, el día 18 (Alfonso Rodrigo); 7 ejs. en Ferreras de Abajo, Sierra de la Culebra, el día 19 (Manuel Segura) y 3 ejs., el día 27 (Gonzalo Alarcos); 2 ejs. en Argusino, Villar del Buey, P.N. Arribes del Duero, el día 23 (J.Antonio García); 1 ej. en Peñausende, el día 26 (Gonzalo Alarcos); 3 ejs. en Palacios de Sanabria, el día 29 (Manuel Segura).
Moreruela de Tábara. Foto: Alfonso Rodrigo
Ferreras de Abajo. Foto: Gonzalo Alarcos
Palacios de Sanabria. Foto: Manuel Segura

Halcón sacre (1.1): 1 ej. jov. sobre Villarrín de Campos, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 27 (Svend K. Petersen).
Gaviota cana (1.2): 1 ej. 2ºcy en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 31 (Manuel Rodríguez).
Foto: Manuel Rodríguez

Gaviota patiamarilla (1.5): 1 ej. 2ºcy. en Santa Eulalia de Tábara, el día 03 (Pedro Yubero), 4 ejs. aquí, el día 18 (Alfonso Rodrigo), 3 ejs., el día 19 (Manuel Segura); 1 ej. en el lago de Sanabria, Galende, el día 17 (Hipólito Hernández); 2 ejs. en el embalse de Ricobayo, a la altura de San Cebrián de Castro, el día 19 (Xabi Prieto); 5 ejs. en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 31 (Manuel Rodríguez).
Galende. Foto: Hipólito Hernández
Santa Eulalia de Tábara. Foto: Alfonso Rodrigo
San Cebrián de Castro. Foto: Xabi Prieto

Buscarla pintoja (1.4): 1 ej. en la ribera del río Castrón, Morales de Valverde, el día 24 (Alfonso Rodrigo).

FUENTES
Foro NaturZamora
El Picanzo (WhatsApp)
BirdsCYL (WhasApp)

sábado, 13 de agosto de 2016

12/08/2016. Embalse de Ricobayo

Ayer hice una nueva visita de control migratorio a la orilla sureste del embalse de Ricobayo, en términos municipales de Montamarta y San Cebrián de Castro, aunque la mañana la acabé en la parte norte, en Moreruela de Tábara.
Como cabe de esperar en estas fechas la migración es muy notable ya y hay un claro aumento de efectivos en todo el humedal. Además la Salina Grande de Villafáfila se ha secado del todo y muchas de esas aves se desplazan al cercano embalse, a poco más de 10 kilómetros en línea recta, para acabar de pasar el verano.
Justo antes de la salida del sol ya estaba en las orillas de Montamarta. Las garzas reales aún se estaban desperezando de pasar la noche en un gran grupo que se iba disolviendo según salía el astro rey por el Este.

Como siempre en estas fechas centro mis esfuerzos en las aves acuáticas que son las que más alegrías suelen darnos aquí. Y dentro de las especies asociadas al agua, lo mío son los larolimícolas.
Hoy anoté 9 especies de limícolas, todas ellas bastante escasas salvo el andarríos chico. Junto a este, las siguientes: avefría europea, chorlitejo grande, chorlitejo chico, correlimos común, correlimos menudo, archibebe claro, andarríos grande y andarríos bastardo. De esta última especie vi un ejemplar en Montamarta y otro en San Cebrián. Este es el último de los dos.

Lo más interesante fue la observación de un tarro blanco, un juvenil. Esta anátida, tan abundante en los últimos años en Villafáfila, es bastante escasa fuera de ahí por toda la provincia. Personalmente no debo tener más de 2-3 citas fuera de la Reserva Natural, con esta. Llegó al punto donde yo estaba, permaneció unos 5 minutos y voló hasta desaparecer.

En el punto habitual, hoy había 3 cigüeñas negras.

En San Cebrián, con la isla central ya formada, descansaban 26 espátulas, entre garzas reales, cigüeñas blancas y cormoranes grandes.

Con ellas también, 2 garcetas grandes.

El total de gaviotas que conté en todo el embalse fue: gaviota reidora (165 en Montamarta + 35 en San Cebrián), gaviota sombría (4) y gaviota patiamarilla (1). En la imagen, un par de sombrías con reidoras.

Parte del grupo de reidoras de Montamarta.

Y detalle de un adulto.

Desde la orilla de Montamarta conté 63 somormujos lavancos y con un pariente mucho más escaso en Zamora acabé la mañana, un zampullín cuellinegro desde la orilla de Santa Eulalia de Tábara.

Fuera del grupo de las aves acuáticas hubo cosas chulas.
Un par de alimoches, un adulto y su pollaco recién volado, por ejemplo.

Otras rapaces del día fueron: buitre leonado, culebrera europea, milano negro, águila calzada, ratonero, aguilucho cenizo, aguilucho lagunero, cernícalo vulgar, alcotán y gavilán común.
Esta joven collalba rubia fue de los primeros pajarillos a los que iluminó el sol. Cerca de allí protestaba una curruca cabecinegra mientras era perseguida por un ruiseñor común.

Aprecié un pico de paso notorio de tórtola europea. Vi un total de unos 30 ejemplares en varios puntos que, por supuesto, no pienso hacer públicos. Como muchos sabéis este próximo lunes comienza la media veda y en pocos días muchas de estas bellezas, recordemos que es una especie en un estado de conservación lamentable tanto en España como en el resto de Europa, formarán parte de la percha de los cazadores. Es incomprensible que aún forme parte de la lista de especies cinegéticas. Cazadores que necesitan matar para acabar con ese mono que tienen desde enero. Sed de sangre, ni más ni menos.

Una abubilla, como no.

Fueran del orden de las aves, algunas observaciones interesantes.
En San Cebrián vi un par de segundos un eslizón tridáctilo y como es costumbre, a pesar de que esta vez le hice una espera de 20 minutos, fui incapaz de fotografiarlo.
Al que sí pude pillar fue a este galápago de Florida, como sabéis, especie invasora en nuestro país. Se trata de un animal adulto.

Y en un claro del monte sorprendí a esta cierva ocupada en dar de mamar a su recental.

Para acabar os mostraré un viejo puente que permanece bajo las aguas del embalse la mayor parte del año. Está en término municipal de San Cebrián de Castro y servía para pasar el arroyo Valdeladío, que desemboca en el río Esla. En esta parte, hoy en día, este arroyo no es más que un brazo del gran pantano, aunque el arroyo sí es tal aguas arriba, desde antes del mismo pueblo. El puente está en la Ruta de la Plata y seguro que ha conocido tiempos mejores en los que llegó a ser imprescindible para pasar el vallejo que forma el Valdeladío. Hoy en día todos los peregrinos van por el camino adyacente con un puente mucho más moderno.
Como véis está hecho, o forrado al menos, con el material estrella de la zona, la pizarra.
Todo esto es lo que vi prospectando una ínfima parte de las orillas de Ricobayo. Imaginaros lo que sería un censo completo...